13.8.07

KWAN YIN


La vida se abre en cada instante, como una flor que nunca sus petalos cansa, La eterna, la fértil, la dadora, La madre suprema, la silenciosa, Quien duerme en nuestro pecho hasta que es citada... entonces se despierta y fluye como un torrente acuoso de diamantes, pura, cristalina, cálida, fresca y aromática. Navegamos ahora en el tiempo, en la espiral brillante del destino, como testigos, llenos de amor y sustancia, somos luz y tierra humedecida. En esta porcion de tiempo, somos eternos como un suspiro que la Madre Divina exhala.

cimi


KWAN YIN

3 comentarios:

Círculo Matriztico dijo...

Que precioso vuestro blog!!
saludos desde la capital a las hermanas y hermanos de Olmué!
bendiciones para esa bella tierra desde el corazón del círculo matriztico.....honrando también el aura amorosa y compasiva de Kwuan Yin
besitos de luz!
Mahi
((((Círculo Matriztico))))

pd: Gracias Alfonsina por ponerte en contacto!!...estamos conectadas...mucho amor

Elú dijo...

Navegamos y nos sumergimos en quimeras de otra realidad que tornan la vida en caleidoscopios danzantes, que transforman la imaginación en puentes que nos enlazan con el infinito.

Comparto con uds esta danza de luz.

http://www.youtube.com/watch?v=BTKJiP_bdbE

in´lakesh dijo...

Gracias por compartir el espacio infinito en la conciencia elevada...
si, vamos juntos navegando, hay paz, hay esperanza...